Macri, el MPN y Pereyra asesinos de obreros petroleros!

 

“Tragedia en vaca muerta”, titula el diario Río Negro. “Grave accidente”, titula Página 12. “Error humano”, insinuó descaradamente el burócrata del Sindicato Petrolero que flexibilizó el convenio al servicio de las patronales. Los bomberos dijeron “no podemos determinar el por qué de lo sucedido”. Pero para nosotros y para toda la clase obrera hay una sola forma de entender lo que pasó: hubo un doble homicidio contra trabajadores petroleros.

Fortín de piedra es el yacimiento estrella de Vaca Muerta, donde en las instalaciones la empresa Tecpetrol, de Paolo Rocca, hizo ganancias extraordinarias recibiendo miles de millones de pesos en subsidios del Estado por medio de la Resolución 46 del Ministerio de Energía.

El hecho tuvo lugar cerca de las 22 hs del Lunes 6/05 en la planta de tratamiento de gas que pertenecería al Grupo Techint. Allí, un joven trabajador de 24 años, Maximiliano Francisco Zappia, cayó en una sumamente tóxica pileta de purga. Su compañero, Cristian Nicolás Baeza, de 34, alarmado, avisa de accidente a la base pero sabe que no tiene mucho tiempo, decide entonces arriesgar su vida para salvar a su compañero. Sin protecciones, señalizaciones, ni elementos que evitarán ese mortal accidente.

No había máscaras de oxígeno cerca, sin una escalera interna, sin elementos de rescate a mano. Con semejante negligencia y falta de prevención, no hubo forma de escapar a ese destino mortal.

8 vidas ha devorado en los últimos 15 meses para producir huevos de oro negro en el pantano de la desidia. Una muerte cada 60 días. El promedio es escalofriante: cada dos meses muere un obrero como consecuencia de la inseguridad laboral. Ni hablemos de las innumerables mutilaciones que padecen centenares de trabajadores y que no llegan a los medios masivos de comunicación.

Es necesario recordar que enero de 2017 se flexibilizó el convenio petrolero, haciendo de Vaca Muerta una zona franca donde los derechos de los trabajadores se verían reducidos en forma proporcional a las ganancias de las empresas. Macri, Gutiérrez, Aranguren y Triaca, por parte de los gobiernos nacional como provincial, junto a Guillermo Pereyra y Manuel Arévalo (Jerárquicos), por los sindicatos petroleros; el presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez; el Director de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni; y de Total Austral, Jean Marc Hosanski, sellaron esta modificación al convenio, y todos ellos son responsables de las condiciones de cada uno de los trabajadores, y ellos deben asumir las consecuencias de las muertes de nuestros compañeros.

Esta flexibilización del convenio petrolero, entre otras cosas, incrementó los riesgos laborales al reducir dotaciones; habilitó trabajos nocturnos; aumentó la tolerancia para el trabajo con vientos fuertes de hasta 60 km/H y ráfagas aún mayores; implementó la polifuncionalidad y las “tareas simultáneas”; y habilitó a  superar el máximo de horas extras, entre otras cosas.

Insistimos, la patronal, el gobierno y el sindicato son responsables por las muertes de cada compañero, y deben pagar sus crímenes.

Pero no podemos dejar en manos de la justicia, que siempre obra en beneficio de las patronales. Debe ser la movilización de las bases petroleras, en conjunto con todos y cada uno de los trabajadores de la región quienes impongan el castigo a los responsables y organicen la defensa de las condiciones de trabajo, el salario y los puestos de trabajo. En ese camino de movilización tienen además que ponerse como objetivo el desterrar para siempre a la conducción de Pereyra, gran e histórico entregador de los derechos de los petroleros.

Anuncios

Publicado por

PSL

Quienes venimos actuando y editando publicaciones como fracción pública de Convergencia Socialista desde hace más de tres años: CS-La Verdad, resolvimos cambiar el nombre de nuestra organización en el Congreso Partidario realizado en el mes de julio del corriente año. Ratificamos en el mismo que en Argentina no hay partido revolucionario, y que la tarea es construirlo dado el curso revisionista y adaptación a las instituciones del régimen democrático burgués en general, y al sistema electoral en particular de la mayoría de las organizaciones que se reivindican trotskistas. Nuestra nueva denominación Partido Socialismo y Libertad expresa y reivindica la necesidad de construir la herramienta (el partido revolucionario) y la tarea histórica de la clase trabajadora -más vigente y necesaria que nunca- para liberar a la humanidad del yugo capitalista en su época de agonía mortal y barbarie: la lucha por el socialismo en nuestro país y el mundo, en pos del objetivo pregonado por Marx para acabar con toda forma de explotación y opresión, y conquistar el “reino de la libertad” con la disolución del Estado, donde todas las personas podamos realizarnos como seres humanos y humanas en armonía con la vida del planeta. Siguiendo las enseñanzas de Marx, Engels, Lenin, Trotsky y Nahuel Moreno, como simpatizantes del Reagrupamiento Internacional Revolucionario (CRIR) conformado por organizaciones hermanas de Estados Unidos, México y Australia, nuestro Partido Socialismo y Libertad se construye y lucha, en la perspectiva de la reconstrucción de una Internacional Socialista Revolucionaria.